Sirenas – Joseph Knox

“Podía identificar a las sirenas, las chicas que iban de club en club recaudando para la Franquicia”

El inspector Aidam Waits tiene todo lo que no debe tener un buen policía;  es alcohólico, drogadicto,  alérgico a la vida ordenada y poco dado a seguir las normas laborales. Y  ahora no tiene nada que no sean problemas, porque está a punto de perder su trabajo, entre otros motivos,  por quedarse con la droga de una prueba policial.

“El inspector Aidan Waits caído en desgracia”

Estando así las cosas y ante la amenaza de cárcel y expulsión,  se ve obligado a aceptar un trabajo que le puede costar la vida, “-Necesito a alguien que no parezca trigo limpio”  Infiltrarse en la  Franquicia del capo Zain Carver. Un peligroso negocio de bares, drogas, y prostitución;  y descubrir qué policías están comprados para proteger tan excelsa organización

“Zain Carver no tenía ninguna necesidad de vivir en un entorno violento, pero supongo que es así como se sabe cuándo alguien viene de familia muy acomodada: nadie desea tanto intentar hacerse con dinero nuevo”

Y si el tema ya es por sí complicado y peligroso, también recibe el encargo de encontrar a Isabelle Rossiter, hija del secretario de Estado de Justicia,  David Rossiter, que ha desaparecido y se teme que esté involucrada en prostitución y drogas.

“Según dicha fuente, en la familia reinaba la infelicidad y las relaciones estaban desquiciadas. Por lo visto, no bastaba con nadar en la millonaria abundancia para ser feliz”

Waits, sumido en una montaña emocional de droga y alcohol,  se va a meter en un mundo no sólo violento y peligroso, sino también lúgubre, sórdido y sin esperanza para los que en él habitan.

“…gente joven que veía el VIH como un símbolo de estatus y trataba de contraerlo con vigor suicida. Era un espectáculo triste y al mismo tiempo desgarrador”

Un lugar donde  se vende droga y se mata para hacerse con el mercado, donde las chicas son explotadas en todas las variantes posibles y  desaparecen  para siempre sin dejar rastro,  y donde la droga se convierte en alquitrán para aumentar las ganancias.

“Sutti me dijo que en Burnside había visto a drogadictos hacerse “boquetes”. Consistía en pincharse una misma vena abierta y luego no dejar que cicatrizara. La piel iba formando como unos labios fruncidos, abiertos, alrededor de la herida. Cuando me lo contó pensé que eran exageraciones suyas, pero ya no esta tan seguro.”

Y este mundo tan  negro está en una parte de  Manchester, el otro gran personaje del libro, frío en temperatura y en alma. Gris, deprimente, con bares, prostíbulos, edificios abandonados, donde nada bueno puede ocurrir y donde no existen segundas oportunidades.

“recorrimos tristes calles de gris hormigón, con alguna que otra pincelada de blanco y negro. Todo estaba abandonado y arruinado pero la agresiva fealdad del lugar solo podía haber sido intencionada. Parte del diseño en su origen, cuando era una zona industrial. Un mensaje para los empleados: allí se iba a trabajar y a nada más”

Y Waits, unas veces drogado y perdido y otras, demasiado lúcido, pero siempre bordeando todos los límites posibles,  intenta salvar a las sirenas, igual que siendo niño salvó a una. “No es fácil expresar en palabras la impotencia que siente un niño en custodia.” Y sin saber que primero se tiene que salvar a sí mismo.

“Pienso mucho en ese momento concreto. El último antes de perder yo el control. Si la cosa hubiera funcionado, tal vez me habría ahorrado muchos problemas y mucho dolor. Ya puestos, tal vez habría salvado muchas vidas”

Hay más personajes que redondean la trama del libro, complejos, turbios y muy difíciles de encasillar porque no están ni en el lado bueno ni en el malo. “¿Son hechos aislados o todo forma parte de un puto plan?” Aquí no hay estereotipos, todos se mueven en la oscuridad de la  corrupción, la violencia y la desolación. No existe lugar seguro donde refugiarse.

“…gente joven que veía el VIH como un símbolo de estatus y trataba de contraerlo con vigor suicida. Era un espectáculo triste y al mismo tiempo desgarrador”

“Sirenas” (Reservoir books) es la primera novela de Joseph Knox (Manchester) , un relato amargo y desolador en cuya lectura no hay descanso para el lector. Una versión del mundo de la droga devastadora y cruel, sin moralinas ni heroicidades de la que el propio Knox afirma que es conocedor. Él ha venido para quedarse y Aidam Waits también, porque su segunda novela, también protagonizada por él, “Sonrisa mortal” ya está a la venta.

“Mantener una doble identidad tenía su punto de morbo, pero no era solo eso. Me parecía estar ante una segunda oportunidad de recuperar lo que había perdido en mi propia vida.”

Publicado en Mis Reseñas | Deja un comentario

El lado oscuro del adios –

“Los políticos podían  hablar de construir muros y cambiar leyes para que no entrara gente, pero al final eran meros símbolos. Ni una cosa ni otra detendría la marea más que una escollera a la entrada del puerto. Nada podía contener la marea de esperanza y deseo”

Hyeronimus Bosch, nuestro Harry Bosch, ha vuelto y  ya no trabaja para la Policía de Los Ángeles.

Si no eres policía, eres una piltrafa”

Ahora presta sus servicios, de forma parcial y voluntaria, en la comisaría de San Fernando, y además se ha sacado una licencia como detective privado, que le permite aceptar sus propios casos de investigación.

“No le importaba si su territorio tenía cinco kilómetros cuadrados o quinientos. Sabía que se trataba de caos y de estar siempre en el lado bueno”

Mientras investiga la conexión de varios casos de violación a mujeres de origen latino, acepta un encargo particular. Encontrar al heredero de un rico magnate, que encontrándose a las puertas de la muerte, quiere subsanar el error que cometió hace muchos años y saldar sus cuentas con el pasado.

“Cuando llegas al final del camino es cuando quieres volver”

Un caso que poco a poco se va complicando por la dificultad de encontrar a una persona de la que no se sabe prácticamente nada y al que dieron en adopción hace mucho tiempo. Además  hay mucho dinero en juego, y esto siempre es malo para una investigación. El encargo le va a dar la oportunidad de hacer algo que le gusta, “Acepta el reto porque se había convertido en un experto en viajar en el tiempo. Sabía encontrar personas. Era algo que le gustaba”. Y le tocará la fibra sensible porque le traerá a la memoria a su propia madre, que fue madre soltera, recordará   la guerra de Vietnam, en la que él participó como rastreador de túneles, una oportunidad para reflexionar sobre   el sinsentido de los conflictos armados y las pérdidas humanas que acarrean.

El helicóptero no estaba blindado, una decisión tomada a quince mil kilómetros de distancia para reducir el paso y priorizar la velocidad y la maniobrabilidad por encima de la protección”

De forma paralela sigue con su trabajo en la Comisaría. Junto a Bella Lourdes, su eficaz compañera, logra relacionar varios casos de agresión sexual no resueltos. Un caso que le tiene totalmente ocupado y que  llega a convertirse en uno de los más desconcertantes de su carrera. Las víctimas son todas de origen hispano, con físicos parecidos, en el mismo momento de ovulación y todas dicen haber sido violadas por un nombre enmascarado y blanco. Las declaraciones hacen pensar que este hombre, al que llaman el Enmascarado por ir siempre con máscara,  estuvo antes en las casas de las víctimas.

¿Por que las cuatro violaciones no se habían relacionado antes de que Bosch llegara como investigador voluntario?

“La respuestas se arraigaban en la crisis presupuestaria del departamento. Las agresiones se habían producido mientras la oficina de detectives estaba reduciendo su tamaño y los que quedaban en la brigada tenían más casos que trabajar y menos tiempo que dedicarles”

Michael Connelly (Filadelfia, 1956) trata el tema de la separación y  pone el foco en asuntos de actualidad como las agresiones sexuales y la política migratoria.  Muchas víctimas de violación acaban silenciadas y sin ejercer su derecho a la justicia ya que son incapaces de denunciar por miedo a la deportación al ser personas sin papeles y por lo tanto, ilegales.

“Sin conocer siquiera los detalles de cómo había llegado al país, Bosch sabía que su camino no había sido fácil y ese deseo de quedarse, fueran cuales fuesen las consecuencias – incluso guardar silencio sobre una violación-, era lo que lo conmovía”

“El lado oscuro del adiós” (Alianza Editorial, 2017) es la décima novena novela protagonizada por Harry Bosch, al que encontramos más mayor,  echando mucho de menos a su hija y preocupado por sus seguridad; pero sin duda  sigue siendo uno de los mejores personajes de novela policíaca, solitario pero leal, rebelde pero resolutivo, huraño pero empático, implacable con los malos  pero sobre todo con un gran sentido de la justicia y con un claro concepto sobre cuál es el objetivo de su vida.

Sabía que, en su universo interno, había una misión grabada en un lenguaje secreto, como dibujos en la pared de una antigua cueva, que le daba su dirección y significado. No podía alterarse y siempre estaría allí para guiarlo por el buen camino”

En esta entrega tiene dos casos que investigar, dos casos que se van alternando en la narración de forma magistral, como siempre, y en uno de ellos, su resolución pasa por la incorporación de su hermanastro, el abogado Mickey Haller, personaje que tiene serie propia y con el que ha compartido libro en más ocasiones.

Michael Connelly y Harry Bosch no decepcionan nunca. “El lado oscuro del adiós” está bien escrita, bien articulada, es entretenida, y actual.

“…..lo que le ocurrió constituía un recordatorio de que la vida no siempre es justa, ni siquiera con los inocentes”

Publicado en Mis Reseñas | Deja un comentario

En el nombre del hijo – Donna Leon

“Estaría muy bien poder elegir a quiénes queremos, pero es el amor quien escoge”

El conde Orazio Falier solicita a su yerno, el comisario Brunetti, un favor muy especial y delicado, que investigue al joven amante de uno de sus mejores amigos, Gonzalo Rodríguez de Tejeda, un adinerado español, afincado en Venecia que ha decidido adoptar a su pareja para que pueda heredar su fortuna cuando él falte.

“—Qué triste vivir entre personas a las que consideras tus amistades, organizarles fiestas, llevarlas a almorzar, invitarlas a cenar en tu casa y no olvidar ni un solo cumpleaños para que, al final, sólo les preocupe quién hereda tus cosas”

Este asunto no gusta a casi ninguno de los allegados de Gonzalo pues temen que se estén aprovechando de él, de su necesidad de cariño y de generosidad.

“—¿Y que haya una persona que nos quiera por lo que somos y no por lo que tenemos?”

El tema abre un amplio debate sobre el amor, “El amor supera los principios”, sobre la felicidad de tener una familia y poder disfrutar de ella

“¿Cómo podía un hombre soportar semejante situación?, se preguntó de camino a la questura. Vivir dos años sin su familia y que lo llamasen por un nombre que se había inventado un italiano porque el suyo era demasiado difícil de pronunciar. Desde que Brunetti lo conocía, Bambola vestía todos los días con una chilaba de un blanco radiante, limpia y recién planchada.¿Era así como se aferraba a su identidad?

Y sobre los vínculos familiares más allá de los lazos de sangre ¿Cuáles son las  normas que te permiten formar parte de una familia?  ¿Prejuzgamos en estos casos atendiendo al sexo y la edad de los implicados?

“Cuando iba hacia su despacho, Brunetti se recordó que si a Gonzalo le hubiera interesado una mujer cuarenta años más joven que él y hubiera querido casarse con ella, pocos habrían puesto su decisión en tela de juicio. Quizá habrían cuestionado si era sensato, pero no la parte moral. Al fin y al cabo, era un hombre y un hombre tenía derecho a todo lo que pudiera costearse. Sin embargo, había elegido a otro varón y su deseo era adoptarlo, y eso se miraba desde otra óptica, pues ¿qué podía querer un hombre en la flor de la vida de otro mucho mayor sino su fortuna? Fuera así o no, Brunetti no dudaba de que debía de ser una creencia muy extendida, y tampoco de que la mayoría consideraría natural que una mujer se vendiese a cambio de dinero, pero no que lo hiciera un hombre”

El súbito fallecimiento de Gonzalo parece  acabar con cualquier posible discusión, pero se reabre cuando una persona muy cercana fallece y esta vez no es de muerte natural.

“Y, sin embargo, allí estaban, dos mil años después, en una época en la que la avaricia era el denominador común de los actos humanos…….
Sigue el dinero. Sigue el dinero”

“En el nombre del hijo” (Seix Barral, 2019) es la entrega vigésimo octava del popular Guido Brunetti, el comisario veneciano, amante de la literatura clásica, al que nada de lo humano le es ajeno, ni tampoco nada de lo que ocurre en su ciudad, Venecia.

De Donna Leon (Nueva Jersey, 1942) no os voy a descubrir nada. Es una de las damas del crimen, una de las mejores narradoras del género policíaco. Sus obras se han traducido a multitud de idiomas y fue galardonada con el Premio Pepe Carvalho 2016.  Leerla es siempre un placer y reflexionar sobre lo que propone, también.

Os dejo otras reseñas de sus libros

https://lecturaennegro.wordpress.com/2018/06/29/la-tentacion-del-perdon-donna-leon/

https://lecturaennegro.wordpress.com/2017/06/05/restos-mortales-donna-leon/

https://lecturaennegro.wordpress.com/2016/08/11/las-aguas-de-la-eterna-juventud-donna-leon/

“Su memoria lo asaltó y se acordó de Las troyanas y de los griegos y de las cosas que los motivaban. Pensó en lo distintas que eran sus razones y en la ausencia del concepto de ganancia material. Defendían el honor, tanto los hombres como las mujeres; lo defendían con violencia o astucia o una combinación de ambas, pero no lo hacían a cambio de ningún beneficio. Clitemnestra no había matado a Agamenón para heredar su casa, y a Medea no le interesaba la fortuna de Jasón. Rememoró uno de los discursos de una de las obras, aunque no era capaz de decir cuál. Sólo recordaba la repulsión que sentía un personaje ante otro al que consideraba movido por el deseo de obtener beneficio. Era imposible imaginar un motivo más vulgar”

Publicado en Mis Reseñas | Deja un comentario

El último barco – Domingo Villar

“—La inocencia no vende periódicos”

Víctor Andrade acude al Comisario Soto, un antiguo conocido, a denunciar la desaparición de su hija Mónica Andrade.  Ella no acudió a la cita que tenían para comer y al día siguiente tampoco fue a trabajar.  Aunque ella es una persona adulta, independiente y han pasado pocos días, el padre está muy preocupado y  el Comisario Soto no duda en encargar el asunto a Leo Caldas.

“—Es un cirujano, una eminencia. Seguro que lo has visto en el periódico alguna vez. Yo lo conozco desde hace años. Operó a mi mujer. Le salvó la vida —explicó Soto, sin ocultar su admiración por aquel médico—. Me ha llamado hace un rato preocupado porque no sabe nada de su hija. Va a venir esta mañana por aquí y quiero que te encargues tú”.

Algo incrédulos y muy presionados por el Comisario, Leo Caldas y su compañero, Rafael Estévez, empiezan examinando la casa de la víctima, en la que no encuentran signos de violencia. Pero a pesar de las opiniones de Estévez, hay cosas que no cuadran con una escapada ni con un viaje, por lo que finalmente y ante la ausencia definitiva de Mónica, descartan cualquier desaparición voluntaria y empiezan a investigar ¿Qué pasó con Mónica Andrade?

“Se preguntaba si una mujer que hubiese cogido el cepillo de dientes antes de marcharse de casa olvidaría sus píldoras anticonceptivas, y una voz en su interior le respondía que no”

Como en cualquier otro proceso de investigación empiezan por la víctima.
“—Es profesora de cerámica en la Escuela de Artes y Oficios. Siempre tuvo predilección por las cosas que no sirven para nada”

Su regular relación con su padre.
“—No tenemos problemas de dinero —admitió—, pero hace años que Mónica no nos pide un céntimo. A veces creo que le habría gustado nacer pobre
Caldas no supo distinguir si en las palabras del médico había orgullo o incomprensión.”

Sus trayectos para ir a trabajar a la escuela donde imparte clases de  cerámica. Su pasión.
“—Por aquí ha pasado gente con mejores manos que Mónica —reconoció el ceramista—. Y algunos con más dominio de la técnica. Pero todo eso se aprende. Lo complicado es encontrar a alguien que entienda la cerámica, que le apasione y que sepa transmitir esa emoción a los demás. Eso no se puede enseñar”

Su excelente relación con Walter, un biólogo y  fotógrafo inglés,  y primer sospechoso.
“Un inglés era una novedad”

Y su particular sensibilidad para tratar a su vecino, Camilo Cruz, un chico brillante con necesidades especiales.
“—Puede hablarme sin rodeos, inspector. La vida de Camilo es así desde que era un niño. Estamos habituados a que le insulten, a que huyan de él, a que le peguen, a que se burlen, a que desconfíen… Todo porque es diferente, porque no lo entienden. Por eso está cómodo con Mónica. Ella lo mira sin asco y sin pena —dijo al principio, y luego añadió—: Ni miedo”

La investigación se empieza a complicar: indagan en el barco que día a día cogía para ir a trabajar; hablan con vecinos, con testigos, con su amiga Eva, y con sus compañeros de la escuela. Empiezan a recomponer sus pasos y parece que a Mónica Andrade se la ha tragado la tierra. Las presiones del padre, que se escuda en su notoriedad, no sólo no ayudan sino que entorpecen los pasos que dan.

“—Cientos de familias están en deuda con el padre de esta joven —continuó el alcalde, como en un discurso—, cuyo talento en el quirófano ha salvado tantas vidas a lo largo de los años. El doctor Andrade y su mujer tienen que saber que cuentan con mi amistad y colaboración como alcalde y, estoy seguro, con la amistad y colaboración de todos los ciudadanos a los que represento”

Pero Leo Caldas es un investigador nato e incansable. Poco a poco irá haciéndose una idea sobre qué ocurrió con Mónica Andrade.

“El último barco” es una novela policíaca que refleja todo el proceso de investigación. Lento y monótono unas veces y más rápido otras. Como el resto de los libros de Domingo Villar está ambientada en Vigo y, en este caso, también en la zona de la casa de la víctima en Tirán, entre Cangas y Moaña.

Y si ya por la trama es un libro interesante, se le añaden otros aspectos, marca del autor, como el tiempo en Vigo ,Durante los días que precedieron a la desaparición de Mónica Andrade, un temporal de lluvia y viento azotó con violencia la costa gallega”.

Los paisajes.
“—Qué bonito es esto —exclamó el aragonés, como cada vez que sobrevolaba la ría por el puente, y Caldas abrió los ojos. Por su ventanilla, orientada hacia la ensenada de San Simón, el sol brillaba en los bancos de arena descubiertos por la bajamar. Algunos barcos, escorados sobre el fondo seco, aguardaban el repunte de la marea para liberarse”

Y la gastronomía.
Caldas recordó una tarde en el Eligio, cuando uno de los catedráticos había exprimido medio limón sobre una fuente de berberechos y había provocado un altercado entre partidarios y detractores de verterlo”

Junto al introspectivo y sosegado Leo Caldas, está su compañero aragonés y fiel escudero, Rafael Estévez, impulsivo, irascible, incapaz de acostumbrarse al carácter gallego, pero en el fondo, “un cacho de pan”

“—¿La conoce o no la conoce? —preguntó—. ¡Me cago en mis muertos a caballo!
El marinero se encogió en la silla.
—Creo que sí.
—Pues dígalo, coño. Que es lo que le estoy preguntando”

Además disfrutamos de muchos otros personajes, secundarios, pero muy interesantes e imprescindibles en la trama, cuyas historias se cruzan con la trama principal, como Camilo Cruz, el genio deficiente, el chivo expiatorio ideal.  El Vaporoso, pescador y zahorí.  Los profesores de la escuela de oficios, el maestro de cerámica y el luthier que nos descubren y reivindican el fascinante mundo de la artesanía. Napoleón, el mendigo que habla latín. Y por supuesto el padre de Caldas, un hombre inteligente que se dedica a hacer vino, y que tiene una libreta para apuntar el nombre de las personas imbéciles que se cruzan en su camino. Él es parte de los mejores diálogos del libro.

“Puedo convivir con el miedo a morirme, pero no quiero tener también miedo a vivir”

Y en el trasfondo de la trama, la situación política y económica; la historia de los edificios de Vigo; las relaciones paterno-filiales y los crímenes del Caimán.

 “A las cinco, el informativo interrumpió durante unos minutos El centinela con noticias de economía, de la inestabilidad política surgida tras las últimas elecciones y de la búsqueda de otro niño en Portugal. Las autoridades temían que se tratase de la novena víctima del asesino al que apodaban el Caimán y Caldas compadeció a los policías portugueses encargados del caso. No le habría gustado tener que lidiar con un asunto como aquel”

Por último, una sorpresa: Elvira.

“…soñó con dos trenzas que llevaban veinte años oscilando en su memoria”

“El último barco” (Siruela, 2019) es la tercera novela de Domingo Villar (Vigo, 1971) protagonizada por Leo Caldas. Ha tardado en salir, pero sin duda ha merecido la pena.

Las dos anteriores entregas son “Ojos de agua” y “La playa de los ahogados”, ésta última adaptada al cine. Entre los premios recibidos destaca el Novelpol, el Antón Losada Diéguez, el Premio Sintagma, el Premio Brigada 21, el Frei Martín Sarmiento, Libro del Año de la Federación de Libreros de Galicia. También ha sido finalista de los prestigios premios Crime Thriller Awards y Dagger International (Reino Unido), Le Point du Polar Européen (Francia) y Martin Beck (la Academia Sueca de Novela Negra).

“Lo malo no es entregarse a una pasión con más o menos años. Lo terrible es morirse sin haberla buscado. Por desidia o porque la vida no le haya permitido a uno hacerlo”

 

Publicado en Mis Reseñas | Deja un comentario

El sueño de la razón – Berna González Harbour

Quien puede matar animales, puede matar personas”

La comisaria Ruiz está expedientada, suspendida de empleo y a la espera de un juicio. El Jefe Superior, J. S., tras ascender, ha conseguido su suspensión en venganza por unas investigaciones del pasado, cuando ella le trató como psicóloga.

Los optimistas creían que iba a ser fácil dejarlo en falta grave si en lugar de “insubordinación” se apreciaba “desobediencia””

Sin embargo unos sucesos acaecidos en torno al río Manzanares acaparan su atención. Primero la muerte de unos pavos, después la de un cachorro, curiosamente, el perro de Martín, posteriormente la muerte de una estudiante de arte obsesionada con Goya y habrá más.

“Una mujer yacía aparentemente muerta, pero en pie, atada a las barandillas, con el cuello anillado a una cadena que la retenía en esa posición forzada, las manos esposadas en la espalda y la cabeza ladeada hasta donde permitía el aro grueso que se cerraba en su nuca……………
……Cómo había conseguido alguien desplegar tanta parafernalia para torturar a esta mujer en un lugar público y a la vez inaccesible en el centro de Madrid era una incógnita que ahora mismo no podían responder. Pero más incomprensible aún era imaginar cómo alguien podía haber sido tan cruel como para infligir semejante daño a un ser humano”

La sofisticación y exhibición de poder y crueldad apuntan, en los primero casos,   a una especie de rito. Y en el caso de la estudiante de arte, a un crimen con acoso sexual, pero María Ruiz es un sabueso que ya ha mordido a la presa  y no piensa soltarla, por lo que, a pesar de tenerlo expresamente prohibido y aun a riesgo de perder su carrera y su vida, decide inmiscuirse en el asunto.

“María se coló tras él. Su abogado no habría estado de acuerdo. Su primer consejo había sido permanecer tranquila, lejos de toda actividad policial, y disfrutar del parón como si estuviera de vacaciones. Vacaciones, qué gran palabra, había pensado ella”

Pronto descubrirá que las primeras impresiones fueron erróneas. Los crímenes son una serie de escenificaciones relacionadas con el pintor Goya. Alguien está imitando al genio.

“…pensar ahora en una banda goyesca actuando en Madrid bajo sus lemas o, mejor dicho, repitiendo o representando las aberraciones que el genio denunciaba en dibujos realizados en general para sí, era  mucho más que surrealista. Era irreal.

María Ruiz no contará con los apoyos de antaño. No puede utilizar la infraestructura de la policía. Su equipo está roto. Tomás se ha replegado sin dar señales de vida. Luna, su viejo amigo periodista, está casi con un pie en el departamento de comunicación de un banco.

“Nada estaba más lejos de su vocación que pasarse al lado oscuro y trabajar para el enemigo, uno de esos poderes cuyo afán no era precisamente comunicar sino todo lo contrario: controlar la información, dispensarla con cuentagotas, en dosis calculadas y siempre en aras de un objetivo estudiado”

Y parece que sólo le queda Nora, la joven y valiente periodista digital, que con la libertad que le da el medio y la frescura de su edad, es capaz de llegar donde el viejo Luna no llega.

“Nora era una destroyer capaz de desvelar documentos en su web como el informe contra el jefe superior que alguien le había filtrado y que el propio Luna o los periódicos temían desvelar. No parecía tener límites para informar….Era una romántica, ….una periodista con causa…”

Pero al final la lealtad de sus amigos estará por encima de las circunstancias laborales de María, y a pesar de que intentan mantenerla al margen para protegerla con vistas a su juicio,  conseguirá que finalmente todos de una manera u otra colaboren con ella en la resolución de unos crímenes muy complejos, porque se enfrentan a un asesino escurridizo, de gran inteligencia y con grandes dotes de manipulación.

Si se trataba de un criminal inteligente, y estaba claro que la escenificación de un dibujo casi desconocido de Goya solo podía pertenecer a una mente delirante, pero cultivada,…..”

La trama se desarrolla en Madrid, principalmente en la zona del Manzanares, escenario de la vida de Goya, y nos va a dar la oportunidad de conocer el submundo de la ciudad, los túneles que todos creen cerrados y que en realidad albergan a los desheredados de la sociedad capitalista. “….los túneles, la maraña subterránea de una ciudad ajena no solo a las oficinas de turismo, sino también a la ley y la luz”

El movimiento ocupa queda reflejado en  La Dragona,  donde conoce al maravilloso y enigmático Eloy, un niño de la calle …que a todas luces no procedía de la pobreza, la ignorancia y la necesidad, aunque moraba en ellas”

Y la figura de Goya, su obra y su tiempo serán el eje alrededor del cual gira el libro.

“Sin duda debió ser atroz para Goya haber participado en la ilusión de una apertura, de una modernización que iba a traer raciocinio, mayor libertad y luz sobre la verdad para acabar sucumbiendo en una guerra de destrucción mutua asegurada, que mientras expulsaba al invasor devolvía el poder a los peores representantes de la oscuridad. España volvía a quedar sumida en las sombras, era una historia repetida. Había ocurrido en 1814, en 1936 y a ratos volvían a refulgir señales desalentadores en peno siglo XXI”

Con esta novela, la cuarta de su serie, vuelve la comisaria María Ruiz. Imparable, cabezona, fuerte y transparente, como es ella

“….solo había sabido afrontar los casos que se le habían puesto por delante, uno tras otro, sin concesión alguna a las curvas que la desviaran de la meta. Y si había tenido algún defecto había sido ese: mirar siempre en línea recta sin reparar en el paisaje, los cruces, ni los recovecos”

Dispuesta a darlo todo, y todo es todo, por una causa que crea justa.

“Ella había elegido la lealtad a Tomás, aunque le pesara, como había elegido perseguir a los criminales por encima de su propia suerte. El bien es el bien, una poderosa opción de vida. Renunciar a ello habría sido traicionarse, traicionar esa razón y echarla a dormir…..”

“El sueño de la razón”,  (Destino, 2019) es investigación e intriga. Pero va más allá; este libro se convierte en una magistral combinación del presente, del pasado y el mundo de Goya, protagonista indiscutible. De la mano de la autora realizamos un paseo por su figura, su obra y el tiempo tan convulso y traicionero en el que le tocó vivir. Es evidente que hay que volver al pasado para entender el presente.

“En la obsesión por Goya y en la obsesión por reivindicarlo. En la obsesión por compartirlo y en la obsesión por comprenderlo. En la obsesión por abarcarlo y en la obsesión por llevar a la realidad su suelo de Ilustración, de libertad y de luz”

Berna González Harbour (Santander, 1965) es periodista, tertuliana de radio y autora de la serie policíaca protagonizada por la comisaria Ruiz. Las entregas anteriores fueron  Verano en rojo (2012), Margen de error (2014) y Las lágrimas de Claire Jones (2017)

https://lecturaennegro.wordpress.com/2017/11/06/las-lagrimas-de-claire-jones-berna-gonzalez-harbour/

En 2015 publicó “Los ciervos llegan sin avisar”.

https://lecturaennegro.wordpress.com/2015/10/15/los-ciervos-llegan-sin-avisar-berna-gonzalez-harbour/

“Pensó en su propia suerte. Si había creído que la policía era un lugar desde el que avanzar en la justicia y la verdad sin más aditamentos, podía irse por donde había venido”

 

Publicado en Mis Reseñas | Deja un comentario

GETAFE NEGRO 2019

Vuelve Getafe Negro en su XII edición. El festival de novela negra y policiaca de Madrid que cuenta con Lorenzo Silva como comisario y del que podremos disfrutar desde el 21 al 27 de octubre.

El país invitado será Noruega y se contará con Jo Nesbo como uno de los máximos exponentes de la novela negra escandinava gracias a su personaje, el inspector Harry Hole, que tan buenos momentos ha dado a sus lectores.

Jo Nesbo vendrá acompañado de Ruth Lillegraven, también de origen noruego y autora entre otros títulos de En el fiordo profundo. El trío será completado por Ragnar Jónasson, autor emergente islandés.

El miércoles 23 de octubre a las 11 horas se hará entrega de los Premios Getafe Negro 2019.
El X Premio José Luis Sampedro será para Carlos García Gual. Escritor, crítico, helenista y traductor de innumerables obras de quien se ha valorado su compromiso y su labor cultural por acercarnos la cultura clásica a través de sus traducciones.

El XXIII Premio de Novela Negra Ciudad de Getafe será para Martín Doria por su novela “Los niños de Mangle” La acción de esta novela se sitúa en el Caribe colombiano, donde el detective Efraún Sánchez tiene que investigar la muerte de una prostituta y la desaparición de su hija. La investigación le va a llevar al mundo del turismo sexual infantil.

Además de estos autores cabe destacar la participación de Antonio Molina que hablará de su trayectoria y de su última novela “Tus pasos en la escalera” y  Philippe Lançon presentará su libro “El colgajo”. Habrá un homenaje a Philip Kerr y a su maravilloso personaje Bernie Gunther. También acudirán al evento Eugenio Fuentes, Rosa Ribas, Domingo Villar, Arantza Portabales, Graziella Moreno, Inés Plana, Laura Gomara y muchos más, un gran elenco con mucha presencia femenina.
Os dejo el enlace donde podréis informaros de todos los autores que participarán en el Festival.

http://www.getafenegro.com/autores

Además de literatura, podremos disfrutar de teatro, con la representación de “Último tren a Treblinka” y “Lehman Trilogy”. Escucharemos jazz, habrá gastronomía, actividades infantiles, yincanas, concursos de relatos y muchas cosas más

Os dejo la programación

http://getafenegro.com/images/programa-2019/PROGRAMACION_GETAFE_NEGRO_2019-3.pdf

 

Publicado en Noticias | Deja un comentario

La huella del mal – Manuel Ríos San Martín

“¿En qué punto de la evolución nos convertimos en asesinos?”

Una adolescente, Eva Santos,  ha aparecido asesinada en el Yacimiento arqueológico de Atapuerca.

Debido a las  similitudes con un asesinato cometido años atrás en la cueva del Sidrón, y que quedó sin resolver,  el comisario Mendoza y el juez Vázquez de Mella encargan el caso a la inspectora Silvia Guzmán puesto que ella formó parte de aquella investigación. A la Inspectora le acompañará el todavía inexperto inspector Rodrigo Ajuria.

“Cuando se hizo inspector no pensó que se expondría a lo peor del ser humano. A sus depravaciones. Para eso no te preparaban en la Academia de Policía..”

Y la sorpresa vendrá cuando los responsables decidan llamar como asesor a Daniel Velarde, expolicía, actualmente responsable de la seguridad de una petrolera, y superior de Silvia en el caso del Sidrón.

“Silvia imaginaba que, en la petrolera, a Daniel le exigirían gestiones no del todo legales. Que ahora estaba en el otro lada. En el de la gente con pasta que quiere resultados a cualquier precio y que consideraría estúpidos a sus antiguos compañeros por seguir trabajando por un sueldo modesto”

La llegada de Daniel va a suponer un inmediato desencuentro con Silvia, no sólo por su papel en la investigación, sino por la relación sentimental que mantuvieron en otro tiempo. Pero pronto superarán sus diferencias porque ambos quieren quitarse la espina que les dejó no poder resolver aquel caso que entre otras cosas supuso la marcha de Daniel del Cuerpo.

“En Asturias había sucedido algo extraño. Todas las pistas los llevaban a un taxidermista de la zona, Carlos Béjar, pero cuando ya creían que tenían al culpable de lo ocurrido, este se esfumó ante sus ojos. Le constaba que en estos casi seis años seguía en paradero desconocido”

Para Daniel, participar en esta investigación, supondrá cuestionarse si es feliz con su nueva vida, fuera de la policía, una vida sin más satisfacción que la cantidad de dinero que gana.

“Hacía ya tiempo que Daniel no se planteaba el trasfondo ético de sus actos. Había enterrado la filosofía que le habían inculcado en la Policía Nacional: obediencia a los superiores, integridad, imparcialidad y dignidad. Lo que más le había dolido fue abandonar la investigación”

Además, el entorno, la cercanía del yacimiento de Atapuerca y el contacto con Samuel, el director de la excavación, darán la oportunidad a Daniel de reflexionar sobre una de sus pasiones, la etología, y sobre las grandes cuestiones relacionadas con el ser humano.
¿Cuándo surgió la violencia?
¿Y la creencia en dios?
¿Y la necesidad del ser humano en ser gregario?
¿Qué nos hace humanos?
¿La consciencia de nuestra propia muerte?

“El contexto social también es importante o un cromosoma ya te obliga a matar? ¿Tenemos libertad de elección? ¿Qué pasa con el libre albedrío?”

Por su lado, Silvia, que no pasa por un buen momento personal, tendrá que enfrentarse también al fantasma del caso no resuelto.

“¿Y yo? – se preguntó Silvia mientras veía pasar la autovía a toda velocidad- ¿hasta dónde me permitiría llegar para cerrar este caso?”

El equipo investigador empezará por el entorno familiar de la víctima y llegará hasta los estudiantes del Yacimiento.  Un entorno lleno de posibles culpables, con muchos motivos para matar, pero  que poco a poco serán descartados hasta el final, donde un giro narrativo sorprenderá al lector.

“…también es impresionante el poder que da decidir sobre la muerte de los demás”

“La huella del mal” (Planeta, 2019) es una novela entretenida que sin ser trepidante, mantiene un buen ritmo que va creciendo según nos acercamos al final. Los personajes están bien perfilados aunque algunos presenten los arquetipos del género. Aprovecha de forma excepcional los escenarios donde se desarrolla, ya de por sí, fascinantes. Y apoyándose en estos escenarios, y con saltos temporales,  nos hace reflexionar sobre las grandes preguntas de la humanidad; sin dudarlo, para mí, el gran atractivo de esta lectura.

“La muerte les suscitaría muchos interrogantes a estos primeros homínidos – continuó el director -, probablemente les sobrecogiera y les hiciera plantearse preguntas angustiosas para su inteligencia. Aunque, en realidad, esas cuestiones siguen siendo igual de terribles para nosotros ahora. El miedo a la muerte y a los muertos no es exclusivo del hombre prehistórico”

El autor, Manuel Ríos San Martín (1965),  es licenciado en Ciencias de la Información. Ha participado en diferentes series de televisión como productor, director o guionista. “Médico de familia”, “Menudo es mi padre”, “Compañeros”, “Mis adorables vecinos”, “Soy el solitario”, “Rescatando a Sara” o “Sin identidad”. son algunas de ellas. “Círculos” fue su primera novela.

“.Que solo nosotros somos consecuentes de nuestra propia muerte al ver la de los demás, y eso nos hace tan especiales. Eso hace que os intentemos inmortalizar a través de la religión, del arte o de nuestras aportaciones a la humanidad en el campo de la ciencia..”

Publicado en Mis Reseñas | Deja un comentario