No está solo – Sandrone Dazieri

¿Sabes lo que me parece increíble?

Colomba negó con la cabeza, sin fiarse de su voz.

Que sobreviví. Me parece increíble hasta a mí. Uno se adapta a todo, coño.

Lo que empieza siendo un picnic familiar, termina en tragedia. Mientras Stefano Maugeri duerme, su hijo, Luca Maugeri, desaparece y la madre de éste aparece decapitada. Todo apunta a que el culpable es el padre, pero el responsable del caso, el doctor Rovere, tiene tantas dudas que decide pedir ayuda  a la doctora Colomba Caselli, a pesar de que ésta está de excedencia;  y le sugiere que para la resolución de este caso se apoye en Dante Torre —¿Has oído alguna vez hablar del niño del silo?

 La participación de Colomba no supondrá, de ninguna de las maneras, una investigación policial al uso. Primero porque la Policía lo tiene claro: quiere cerrar el caso pues ya tienen un culpable, el padre del niño desaparecido; segundo porque lo que en realidad se va a desarrollar es una investigación paralela cuyo peso la soportarán dos personas emocionalmente muy inestables. Por un lado, está Colomba Caselli que es policía  del Departamento de Homicidios, probablemente  la mejor,  pero  está fuera de servicio a causa de lo que ella llama “El Desastre” un caso que ella misma coordinó y que terminó en tragedia.

“La investigación me exculpó, pero yo lo sé. Once muertos y diecisiete heridos. Y todo fue por mi culpa”

Algo de lo que no se ha recuperado y que la hace vivir aislada, con ataques de pánico, con  un sentimiento de culpabilidad que la mantiene inmovilizada y lo peor, que ya no se fía de su propia criterio.

“Porque no se trababa de que estuviera bien a solas, una práctica que siempre se le había dado bien, sino de que se sentía indiferente al resto del mundo. Sabía que era culpa de lo que le había ocurrido, culpa del Desastre, pero por mucho que se esforzaba no era capaz de agujerear esa película invisible que la separaba del resto de la humanidad

Y por otro, Dante Torre, el que fue “el niño del silo”- Un personaje excéntrico y de gran genialidad, superviviente de un cautiverio y maltrato que duró 11 años y del que sacó su claustrofobia, sus manías, sus paranoias y unas fabulosas habilidades de percepción, observación e intuición que le hacen un asesor imprescindible  en casos de desaparecidos y abusos de menores. Su participación en este caso le pondrá en contacto con los momentos más horribles de su cautiverio. Para él la pesadilla se va a hacer de nuevo realidad.

“—Mi secuestrador siempre llevaba guantes y la cara tapada. Intentaba comprender a partir de su postura si yo estaba obrando bien o si me quería castigar. Si decía la verdad cuando me tranquilizaba, diciéndome que tendría comida o agua para beber. Me ha servido para encontrar a las personas que dice usted. Alguien sabía siempre más de lo que decía y yo me daba cuenta”

Los dos, movidos por el ansia de saber la verdad y con un punto de justicieros,  trabajarán juntos  y tendrán que lidiar con muchos frentes, con policías mediocres, con jueces ineptos, con una mente privilegiada al servicio de la maldad y  con sus propias incapacidades físicas y psicológicas que tendrán que superar.

Unas veces con ayuda de compañeros de la policía, y otras veces con ayuda de auténticos delincuentes, se verán inmersos en una investigación complicada y  peligrosa con el reloj en su contra porque cuanto más tiempo pasa, más difícil puede ser encontrar al culpable. Además Colomba tendrá que saltarse  todas las reglas.

“Había empezado violando las reglas, luego se había convertido en una fugitiva y ahora iba a tocar fondo, añadiendo subterfugio a subterfugio”

Descubrirán que Luca no es el único desaparecido, sino que hubo y hay muchos más y que no sólo estamos ante un simple caso de secuestro, sino ante un caso que implica personalmente a los protagonistas; en el que se mezcla la extorsión, el asesinato, los experimentos farmacéuticos no autorizados para el control de la mente y la curación del autismo, terrorismo, servicios secretos, asuntos de estado y mucho más. Una trama que se alarga en el tiempo, en el espacio y en los culpables.

“—A mí me importa. Y también a un montón de gente que cumple con su deber sin hacer ostentaciones —dijo Colomba con aspereza. Lo que había leído se agitaba dentro de ella con rabia—. ¿O piensas que todos somos corruptos o conspiradores?

No, solo que os veis superados por una organización mejor que la vuestra”

“No está solo” (Alfaguara) está narrada de forma lineal, a excepción de las incursiones que hace al pasado y que ayudan a comprender mejor el porqué de los hechos. Un narrador omnisciente nos introduce en una trama bien estructurada que no decae en ningún momento; un thriller trepidante, intenso y, a veces, demasiado inquietante de los que no te dejan indiferente. Una vez que empiezas, es imposible parar. El caso queda resuelto; el daño, hecho; y  el final abierto; así que toca leer el siguiente libro “El ángel”

“Nunca había sido una fanática de las reglas, pero a diferencia de muchos compañeros suyos jamás superaba la línea que separaba lo irregular de lo que tenía relevancia penal, por muy delgada que fuera. No por miedo a las consecuencias, sino por respeto a lo que representaba el uniforme que tenía colgado en el armario, una barrera entre cuanto de bueno había en el mundo y el caos que lo amenazaba y corroía desde los márgenes. A medida que iba profundizando en esa historia, no obstante, advertía que cada vez le importaba menos”

Sandrone Dazieri (Cremona, 1964) es escritor y guionista de series exitosas en Italia. Fue director de la serie negra de Mondadori pero lo dejó para dedicarse a lo que más le gusta: escribir.

Era mucho más fácil convivir con la idea de un asesino en serie que con la de una parte podrida de su propio país, capaz de matar y de encarcelar a inocentes. Nadie alrededor de esa mesa era un ingenuo. Todos en su trabajo habían visto lo suficiente como para perder la confianza en el género humano. Pero lo que Dante les estaba planteando iba más allá, les hacía sentirse inseguros respecto a quienes tenían a su lado, a quienes tenían por encima”

Anuncios
Publicado en Mis Reseñas | Deja un comentario

Siberia – Jesús María Sáez

“…Siberia; esa tierra de la que había oído hablar de forma misteriosa, casi mágica desde pequeña. Una región única por su clima, su cultura y su gente; con una naturaleza salvaje diferente a la que existe en cualquier otra parte del mundo. Gentes rigurosas, de poca sonrisa pero tremendamente acogedoras.”

María Nikolayevna Ivanova, “Masha”, es también Alena, Alina, Yulia, Galina u Olga, según donde esté o a quien deba matar.  Tiene de guapa lo que de despiadada. Perteneció a las fuerzas especiales de la Federación rusa, a las que llegó tras una infancia traumática y miserable en una pobre aldea. Después de ser herida en una operación militar, el Ejército se desentendió de ella, pero alguien, de forma extraoficial, la ha reclutado aprovechando que es aquello en lo que ellos mismos la  convirtieron: una asesina fría, implacable y muy eficiente. Alguien capaz de sembrar la muerte allá por donde pasa.

“..Y le explicó su oferta de trabajo: esta consistía en “dar de baja” a ciertos sujetos no gratos, que con sus actos o comportamientos causaban un perjuicio notable en las altas esferas de la Federación Rusa e incluso quebrantaban al propio país, colocando en entredicho a la mismísima seguridad nacional”

Los objetivos son enemigos de Rusia, peligros potenciales para su estabilidad. Eso es lo único que sabe y  lo que la motiva. Ella no pregunta, ella ejecuta.

“No pregunto nunca los porqués. Mi trabajo es cumplir las órdenes que me dan, no cuestionarlas”

Tras su última misión en Francia, se dirige a la Costa del Sol. Aquí recibirá sus nuevas instrucciones: localizar y matar a Txema Beristain  , un periodista vasco, que trabaja para el National Geographic y que se dispone acoger el lujoso tren Al Andalus como parte del artículo que está realizando sobre los trenes de Europa.

Pero, ¿Por qué Txema Beristain es un peligro para Rusia? ¿Qué ha visto, qué ha hecho para que sea prioritario aniquilarle?

“Únicamente sabía de él cuatro cosas básicas. No entendía en esta ocasión por qué era un enemigo de su país. Pero descubrirlo no era su trabajo, no le pagaban para eso”

Sin embargo, Masha no está a salvo. El Servicio Federal de seguridad rusa está sobre su pista. La policía española sigue de cerca sus pasos. La persona que la dirige ha sido descubierta y quiere matarla. Y además Masha no quiere ejecutar a su víctima

“Lo siento mucho – dijo finalmente-, de verdad que lo siento”

Ella, tan eficaz y tan fría, empezará a cometer errores que serán decisivos y que pondrán su vida en peligro.

“-En mi trabajo no puedo cometer errores….Y tú has sido uno de los mayores”

Thriller y aventura; ritmo trepidante y mucha acción; violencia y sexo; y por encima de todo un gran secreto. Un libro narrado de forma precisa apoyado por una trama que combina investigación, espionaje, pinceladas históricas y la descripción de personajes.

“La Perestroika había llegado a la URSS como la madre de todas las mejoras”

Pero lo más inquietante no es la agresividad que despliega Masha, ni saber que hay asesinos sueltos a las órdenes  de elementos oscuros que actúan sin control, sino algo de mucho más alcance: no saber qué dejará al descubierto el deshielo en un planeta en el que el cambio climático es una realidad.

“El mundo se desmorona lentamente…Mientras, estamos alterando el clima del planeta con nuestros comportamientos irracionales, con la sobreexplotación de los recursos

Jesús María Sáez (Vitoria, 1966), Txusmi Sáez, es cuentista, escritor, articulista en el Diario de noticias de Álava y autor de “Misión jaqueca”. “Siberia”, es su segunda novela; está basada en hecho reales (para escribirla se documentó previamente) y tras su lectura, una vez más, podemos constatar que la realidad supera la ficción.

En este enlace podéis leer un avance del libro: https://docs.wixstatic.com/ugd/6ce6ed_53820b869af34896a2da43bc80745e07.pdf

“Al final llegará el temido Armagedón en forma de virus o bacteria y nos eliminará como especie fagocitadora de la Tierra….Lo peor es que nos lo tendremos bien merecido, por ser unos estúpidos engreídos que nos creemos en el derecho de alterar el equilibrio del mundo para nuestro propio beneficio”

Publicado en Mis Reseñas | Deja un comentario

Aviso de muerte – Sophie Hénaff

¡Cabo Lewitz, grupo de ping-pong!

El segundo alargó la mano también:

Teniente Dax, grupo de Nintendo.

Évrard, grupo de Jokari —metió baza esta, moviendo los dedos.

          —¡Merlot, grupo de tintorro! “

Si Anne Capestan pensaba que la resolución del caso anterior la iba a colocar a ella y a su brigada de indeseables en una posición más ventajosa, se equivocaba. Ahora no sólo siguen desterrados de la Policía sino que son considerados unos traidores, unos cazapolicías.

“… Nosotros somos los pringados y ellos se pasan el día diciendo que somos unos judas.”

A las puertas de la Navidad y cuando más aburridos y pesimistas están, matando las horas jugando billar que tienen instalado en la comisaría,  les entra un nuevo e inesperado caso, la muerte de Serge Rufus. Un caso que desde el principio llega con muchas complicaciones: la víctima es un policía retirado y padre del exmarido de Anne; además se trata de una muerte anunciada a la que van a seguir más  “aquel toque de exhibicionismo y de ironía rayaba en un refinamiento y una premeditación bienhumorada impropios de unos vulgares mafiosos.” y  siguen siendo la brigada maldita, por lo que dependen de la información que quieran darles el resto de brigadas,

Capestan se quedó con la única traducción posible: «No». La fiscalía no sabía ni que su brigada existía, y Buron, director de la policía judicial, la colaba de extranjis.”

A la comisaria Capestan no se lo van a poner fácil: el reencuentro con su exmarido, los recuerdos de su relación, las sospechas sobre un miembro de su equipo que, curiosamente, fue el único que pidió voluntariamente destino en la brigada y la falta de medios y serán obstáculos que tendrá que salvar.

“Se suponía que la brigada de la calle de Les Innocents no incordiaba, solo arrimaba el hombro, llegado el caso, pero discretamente”

Y por si fuera poco el caso dará un giro inesperado cuando se queden sin culpable. Pero una vez más y por encima de las peculiaridades de cada uno, van a demostrar su lealtad a la comisaria, “Torrez nunca dudaba de la comisaria”, su valía y su cohesión como equipo. 

“—A ver si se cree el Buron que nos va a endilgar a todos los tarados de Île-de-France, hombre, ya. Porque a nosotros nos tendrán en el aparcadero, vale, pero todavía hay clases. ¡Que yo soy escritora, joder! Capestan era la gran promesa del cuerpo; tú, un jefazo del RAID; Orsini es un pelma pero es un erudito; Évrard tiene un problemilla con el juego, pero así, en conjunto, es normal. Por los pelos, eso sí. Incluso Merlot, que es un plasta y un borracho, es bueno en lo suyo.”

Imposible pedir más. Pero sí hay más. La brigada contará con nuevas incorporaciones, entre ellas, una rata y SaintLo

D’Artagnan. Nombre verdadero: Henri Saint-Lô; y así llamado porque creía que era inmortal, procedente de los tiempos más remotos, y aseguraba que en sus comienzos había sido mosquetero del rey”

“Aviso de muerte” (Alfaguara negra, 2017)  no sólo trata de una investigación policial, sino también es una novela de personajes. Lebretón sigue llorando su pérdida, Rosiere se siente sola, Torrez continúa sin integrarse temeroso de herir a alguien con su “mal fario” y  Anne necesita algo más en su vida y el reecuentro con su exmarido acrecienta esta necesidad. Pero todos consiguen sobreponerse al hecho de haber sido apartados por sus excentricidades  y trabajar  por un bien común.

“Lo suyo era algo más que un blindaje, ….. De todas formas, hacía mucho tiempo que nadie les dirigía la palabra”

A través de pinceladas muy precisas, mezclando una vez más pasado y presente, nos sumerge en sus vidas y en las relaciones entre ellos, especialmente en las emotivas  fechas en las que sucede la narración, la navidad. 

“Se daban regalos, los de Rosière, los de Merlot, los de Évrard y Dax, que habían pasado por una tienda abierta las veinticuatro horas. Cinturones Hermès a cambio de ceniceros de Marseillan Plage, tote bags de Colette a cambio de abrebotellas de acero inoxidable; y todos los destinatarios se quedaban embobados, vociferaban de entusiasmo y reían sin cortapisas”

Y además de todo esto,  misterio y humor, una combinación que parece casi inviable pero que en este caso, como en “La brigada de Anne Capestan”, (comentado en este blog),  Sophie Henaff lo consigue a la perfección. Y sin que la trama pierda calidad y cohesión.

Calidad y entretenimiento. Muy recomendable.

“«Borrar siempre el rastro de los allanamientos.»

La clase de post-it que causaría buena impresión si un mando visitara por casualidad las oficinas”

Publicado en Mis Reseñas | Deja un comentario

Intrusión – Tana French

 

“…y eso quiere decir que ahora podemos imputar a uno de los malnacidos por homicidio y a otro por agresión, lo que en teoría significa que  hemos salvado al mundo del mal, aunque el cómo no tengo ni ganas de pensarlo”

Una mujer joven, guapa y elegante,  aparece muerta en su domicilio. El caso entra en la policía justo cuando los detectives Antoinette Conway y Steve Moran están acabando su turno nocturno, un turno en el que parece que nunca pasa nada interesante: “la verdadera razón por la que todo el mundo odia el turno de noche es porque nunca entra nada bueno” La primera impresión es que se trata de un caso de violencia doméstica y todo apunta al supuesto novio de la víctima,  Rory Fallon; pero lejos de dejarse llevar por las apariencias y por las presiones por cerrar un caso aparentemente ya resuelto, y , por  otro lado, entusiasmados porque parece un caso “de los de verdad” ambos detectives deciden investigar un poco más para no dejar ningún cabo suelto. Así terminarán sabiendo casi todo sobre la víctima, Aislinn Murray: su difícil y traumatizada infancia  a causa de la desaparición de su padre, la inestabilidad emocional de su madre, sus penurias económicas, las privaciones de cariño, un físico poco agraciado, y una bondad innata. “…Y hasta cuando no podía mejorar sus propias circunstancias, intentaba mejorar las de los demás” pero también la repentina transformación que ella misma propició persiguiendo una obsesión.

“Intrusión” habla de muchas cosas y todas las conocemos por boca de la protagonista. Antoinette Conway es una máquina, una auténtica sabuesa que hizo todo lo posible por trabajar en la Brigada de Homicidios. “Homicidios no es una brigada más……Un simple vistazo de refilón a cómo trabaja la brigada, y ya no pude apartar la mirada. Es lo más parecido que he vivido al amor a primera vista”. Pero una vez cumplido este deseo, su vida se ha convertido en un infierno; vive sintiéndose acosada y  dando una imagen de fortaleza que no siempre tiene, totalmente a la defensiva, esperando en cada momento lo peor de cada uno de sus compañeros.

“No puedo pensar; no soy capaz de distinguir si es una puta paranoia mía o simplemente la obviedad abofeteándome la cara. Dos años guardándome las espaldas, observando cada pasa y cada palabra, en modo pelea todos los días a todas horas:…”

De su mano asistimos  a un minucioso relato no sólo de la investigación y de implacables interrogatorios,  si no de también de su infancia: “Mi madre solía contarme historias sobre mi padre. En la primera que recuerdo, era un príncipe egipcio…”, de sus problemas en el colegio por tener un color de piel diferente:  “Se trataba de decidir quiénes serían los machos dominantes de la jauría y quién el último del montón” de sus dificultades para encajar en la brigada: “En parte se debió a carecer de polla, herramienta que , al parecer, es de primera necesidad a la hora de investigar asesinatos” . Pero sobre todo “Intrusión” nos conecta con el  acoso que sufre que incluso a veces la hace dudar de sí misma y de su trabajo.”…es por culpa de la brigada , que me tiene entrenada para buscar trampas por todas partes (la semana pasada fui a mear un momento y dejé el café en la sala, y cuando volví, poco más y me lo bebo antes de ver el gapo que había flotando) y  todo narrado con un estilo fresco, directo y coloquial.”..y a quien crea que debería ir por ahí con un saco de patatas para protegerme de sus pensamientos indecentes pueden darle bien por culo”

El compañero de la Detective, Steve Moran, es lo contrario a ella: paciente, divertido, positivo e imaginativo, con don de gentes y mucha mano izquierda “O puede que por esa alegría tan inquebrantable como odiosa” Es su contrapeso; el que de alguna manera controla parte de sus accesos de ira, sus salidas de tono. 

“…lo que pasa es que no se empeña en ser todo el tiempo don Por Mis Cojones”

Los detectives investigarán sin descanso hasta el final, a veces por el buen camino, y otras dejándose llevar por su imaginación. Una historia de frustración, dolor, obsesión y venganza, pero también de lealtad y compañerismo. Una trama  que se va enredando por la ambigüedad de la víctima y por las zancadillas que se encontrarán a su paso, que  pondrá a prueba su amistad y que les sumergirá en un gran dilema.

“Intrusión” (AdN Alianza de Novelas, 2017)  ha sido considerada por “Time” y “The Washington Post” como mejor thriller de 2016. Su autora, Tana French,  (Vermont 1973) actriz de profesión,  vive actualmente en Dublín, que es también el escenario de sus libros. Otros de sus libros son “El silencio del bosque”, “En piel ajena”, “Faithful Place” “No hay lugar seguro”, “El lugar de los secretos”  Ha sido galardonada con números premios entre los que destaca los premios Edgar, el Premio a la mejor Obra de Misterio de Los Ángeles Times…

“Cuando te tratan durante mucho tiempo como si llevaras un cartel de CÁGATE EN MÍ, empieza a preocuparte que el cartel haya desarrollado una realidad paralela y todo aquel con el que hablas pueda verlo”

 

 

Publicado en Mis Reseñas | Deja un comentario

Total Khéops – Jean-Claude Izzo

“Si Dios existiera, lo habría estrangulado directamente. Sin fallar. Con la rabia de los condenados”

Marsella. Para Fabio Montale ha llegado la hora de salir de su letargo existencial. Después de años de indiferencia, decide pasar a la acción; le urge la necesidad de encontrar respuestas y de ajustar cuentas. Su amigo Ugo acaba de morir en la calle intentando vengar la muerte de otro amigo,  Manu.  Los tres habían sido hijos de la emigración, vivieron en barrios marginales, fueron  amigos de juventud, estaban enamorados de Lole, que por cierto, también ha desaparecido;  y en la adolescencia fueron socios en los robos que cometían. Cuando las cosas salieron mal, sus caminos se separaron. “No hemos sabido qué hacer con nuestras vidas. Así que, policía o ladrón…”

A Manu y a Ugo les tocó la delincuencia. A Fabio, la policía. 

Y mientras hace su trabajo, un trabajo despreciado por sus propios compañeros por su carácter conciliador, “Cada vez más educador de calle. O asistente social” empieza una investigación en solitario para saber quién mató a sus amigos y por qué. Pero las cosas se complican, porque también desaparece su amiga Laila, una joven de origen argelino, estudiante prometedora, de cuya familia es amigo.

En su investigación chocará con una compleja trama de la Mafia marsellesa, pero también con la corrupción, la marginación y la xenofobia. Y todo conviviendo bajo la sombra del Frente Nacional que día a día gana adeptos.

“La Francia republicana había decidido blanquear al máximo: inmigración cero”

Al final encuentra las respuestas que buscaba:

“No era más una trivial historia de delincuentes. Una historia más y, seguramente, no la última. El dinero, el poder. La historia de la humanidad. Y el odio al mundo como único guión”

A Fabio Montale le vamos descubriendo a través de sus propias palabras. Amante del mar, de la música, de la literatura y de la gastronomía. Un personaje solitario y  perdedor;  con las mujeres, con el trabajo, con los amigos, con la capacidad de soñar. “Nunca he tenido una meta en la vida. Ahora la tengo. Tiene el precio que tiene, pero es lo que quiero.”

Francés, marsellés de origen italiano,  bien pudo ser delincuente, como sus amigos, pero se hizo policía, Cuerpo del que ha sido marginado y apartado precisamente por sus ideas sobre la emigración, su carácter conciliador y sus métodos poco ortodoxos.

Un personaje nostálgico, romántico y muy sensible a la realidad que le rodea, por lo mucho que se parece a la realidad de la que él salió:

“Las reglas seguían siendo las mismas. Pero los riesgos se multiplicaban por cien. Y las cárceles rebosaban de menores. Seis por adulto, ya me lo sabía. Una cifra para echarse a llorar”

Montale es la excepción que confirma la regla: antiracista, antisitema y empeñado en hacer las cosas a su forma. Un antihéroe, un quijote que busca la convivencia y la reconciliación entre las diferentes culturas que viven o malviven en su querida Marsella.   Cree que hay otra manera de gestionar la inmigración y no es precisamente a golpe de redada o con mano dura. 

“Y, sobre todo, detesto a los que no toman partido, a los tibios”.

Mientras asistimos a la investigación de dos asesinatos y una desaparición, “Total Kheops” no habla de la vida .

“La vida no era más que una sucesión de asaltos. Encajar, encajar. Aguantar, no tirar la toalla”

De las personas que buscan oportunidades que quieren vivir y cuidar de sus hijos, que huyen de la miseria, del hambre, de la violencia, que buscan dignidad

“Hijos de inmigrantes, sin curro, sin futuro, sin esperanza”

Y que luchan por adaptarse a un país que no es el suyo.

“Vamos a vivir aquí, en este país, Francia. Con los franceses. No es un bien. No es el peor de los males. Es el distinto. Hay que adaptarse, pero sin olvidar quiénes somos”

Sin embargo  se encuentran con otras personas que tienen miedo, que sienten que su identidad, su trabajo y su bienestar están en peligro.  Y todo se acrecienta con la crisis económica.

“¡Eso es lo que hacían los árabes, robarnos la miseria del plato!……Un miedo tan viejo como la historia de la ciudad, pero que, esta vez, les estaba costando un montón superar”

Una denuncia a la gestión de la inmigración.

“Tarde o temprano, habían llegado a escribir “”habrá que contratar a los antidisturbios, a las unidades móviles, a los perros policía, para destruir las kasbas marsellesas”

Y un homenaje a Marsella, a sus calles, a su gente,  a su diversidad y a sus miserias.

“Marsella no es una ciudad para turistas. No hay nada que ver. Su belleza no se fotografía. Se comparte. Aquí hay que tomar partido. Apasionarse. Estar a favor o en contra. Estar, hasta las canchas. Y sólo así lo que hay que ver se deja ver. Y entonces, demasiado tarde, uno se encuentra de lleno en pleno drama”

Una novela que nos da de bruces con la una realidad que existe y que igual no queremos ver.

Narrada en primera persona, “Total Kheops”(1995) mezcla  acontecimientos del presente con explicaciones del pasado. Está escrito de forma magistral, con párrafos totalmente poéticos “Estábamos llegando al final de la noche. A esa hora en la que bailan los demonios” y con capítulos que empiezan con elocuentes títulos que igual darían para otra reseña: “Donde el honor de los supervivientes consiste en sobrevivir” “Donde un coñac no es lo que puede sentar peor”. “Donde en la desgracia uno vuelve a sentir que es un exiliado” .”Donde los amaneceres no son más que el espejismo de la belleza del mundo” .”Donde es preferibles expresar lo que se siente” .”Donde la mirada del otro es un arma mortal”…

Jean Claude Izzo (Marsella,1945,2000) era hijo de italiano  y nieto de españoles, vivió en el barrio marsellés de Panier. Durante su servicio militar estuvo en los servicios disciplinares de Yibuti.  A la vuelta entró en política. Fue poeta y un periodista muy comprometido. Total Kheops es la primera entrega de la famosa trilogía marsellesa. La siguen “Chourmo” y “Solea”; especialmente con ésta última se consagró como una gran documentalista de la mafia marsellesa.

Una recomendación, leed la novela mientras picáis lenguas de bacalao marinadas, bebéis Cassis blanco y oís a Calvin Russel. Un auténtico homejane a Fabio Montale, a Pepe Carvalho, y a Montalbano.

“En los momentos de desgracia es cuando uno vuelve a sentir que es un exiliado. Me lo había explicado mi padre”

Publicado en Mis Reseñas | 2 comentarios

Las lágrimas de Claire Jones – Berna González Harbour

Maldito sea todo el mundo,que sabe vivir ahí fuera y yo no”

La comisaria Ruiz no pasa por su mejor momento. Su equipo está desmantelado;  ella, desterrada, aburrida y muy sola  en Soria, donde nunca ocurre nada; separada de sus incondicionales Esteban y Martín; lejos  del viejo comisario Carlos Fuentes, su mentor y su amigo, que está en Santander, más enfermo de lo que él mismo quiere admitir;  sin contacto con Luna, el periodista que ha conocido tiempos mejores y  con el que muchas veces colaboró; y sin Tomás, el hombre al que ama,  que sigue en coma “Estado del paciente Tomás Gutiérrez: sin novedad”

Una visita a Carlos, en Santander, la hace partícipe, por azar,  de un nuevo caso:  el cadáver de una mujer joven aparece en el maletero de un coche abandonado en una ambigua  zona del puerto,  un auténtico premio para alguien como la comisaria Ruiz, porque  a pesar de no ser su ciudad, ni su caso, ni contar con un equipo oficial, ni con cobertura, no va a dejar pasar la oportunidad de saber qué le ocurrió a Claire Jones.

“Sin estructura policial a su espalda ni competencias en la zona, solo le quedaba su manía pertinaz de preguntar. Descolocar”

Pero esta vez tampoco estará sola.

“Ya sabes que contigo nos tiramos de cabeza a donde digas, pero creo que tenemos derecho a saber”

La investigación la sumergirá en la violencia de género, la corrupción policial, la prostitución, y las drogas.

“La historia era común: agentes y empresarios de la hostelería en connivencia o, en otras palabras, maderos y chulos. Ambos gremios intimaban por las noches, en esa hora oscura en que copas y chica pueden salir gratis si no miro, si no veo…….”

Una reflexión sobre el periodismo:

“Luna conocía bien los mecanismos de presión: las fuentes que utilizan a los periodistas manejan los tiempos a su antojo, alegan que esta información la tiene la competencia, que no lo han podido evitar, que han logrado dártela a también, pero que los otros otros la sacarán mañana…..el periodismo hoy debía ser tan veloz que nadie se molestaba demasiado en verificar las fuentes, en cotejar los datos, en contrastar la información”

Y de regalo una apasionante historia en la que profundizar: la colaboración de los Cuáqueros en la ayuda a refugiados de la Guerra civil española, sociedad de la que eran partícipes la abuela y la madre de la víctima y de la que desapareció mucho dinero.

“..ayudó a muchísimas familias que lo habían perdido todo, que tenían al marido o al padre preso en los campos de Francia o combatiendo contra Hitler….”

Pero si las cosas no están lo suficientemente difíciles para María, “…los suyos, morían. Morían siempre, morían pronto, morían a destiempo”  algo las va a empeorar porque el jefe superior, Jota Ese, quiere acabar con ella. Nunca va a perdonar que ella redactara un informe desaconsejando su reincorporación al  Cuerpo, por lo que  filtrará a la prensa un lamentable episodio de la vida de María relacionado con la época en la que ejercía como psicóloga y que puede terminar con su carrera en la Policía. Lo que Jota Ese no sabe es que lo que en otro momento no tendría réplica, ahora sí la va a tener, porque las cosas en el periodismo han cambiado. Y lo que unos son incapaces de publicar, otros son libres de hacerlo:

“Los medios no os vais a meter con un jefe policial. Ese tiempo se acabó, Luna. Debes pasarte a mi web. Cuando quieras me mandas el curriculum”

Pero nada de  esto amedrentará a la comisaria Ruiz. Ella es de las que no sueltan la presa una vez que la muerden y esta vez va a por todas.

“Solo había que esperar. Y mientras tanto, investigar”

Las Lágrimas de Claire Jone” (Ediciones Destino, 2017)  es la muy esperada  tercera entrega de la comisaria Ruiz después de Verano en rojo (2012) y Margen de error (2014) Por un lado nos adentramos en la desgraciada vida de Claire, una mujer vulnerable, que parecía tenerlo todo y no tenía nada, ni si quiera afecto lo que le llevó a transitar por caminos peligrosos; y por otro asistimos a la trepidante investigación policial en la que María agobiada por sus problemas personales, no sólo tiene que sortear los típicos inconvenientes de cualquier investigación; sino que además, esta vez la corrupción policial la acecha por todos los lados.

Berna González Harbour (Santander, 1965) es periodista en El País y colaboradora de otros medios. Además se ser la creadora de este maravilloso personaje, la comisaria Ruiz, también es autora de  Los ciervos llegan sin avisar (2015) cuya reseña podéis leer en este blog.

En el siguiente enlace podéis leer el primer capítulo. Seguro que os enganchará:https://static0planetadelibroscom.cdnstatics.com/libros_contenido_extra/36/35673_LAS_Lagrimas_DE_Clarie_Jones.pdf

“Los cuáqueros ganaron el Nobel de la Paz en 1947 por su labor, pero en España aún no han tenido reconocimiento”

Publicado en Mis Reseñas | Deja un comentario

El efecto Midas – Manuel Dorado

 

“¿Cómo puede un humano vivir con el poder de un dios?”

¿Quién no ha imaginado alguna vez que es capaz de cambiar la realidad con tan solo desearlo?

“Podría hacer tantas cosas con su capacidad cuando dominase aquellos poderes……De niño siempre había soñado con esas cosas, como cualquier muchacho, suponía”

¿Y si fuéramos capaces?

 “Un midas puede hacer realidad cualquier cosa que imagine y desee con suficiente intensidad, ya lo sabes”

¿Es ético jugar a ser dios?

 “El poder de un dios. En mis manos. Ser dios”

¿Hasta dónde estaríamos dispuestos a llegar?

“…¿por qué querría hacerlo?…………un hombre con el poder de un midas tiene muchas posibilidades de ser infeliz: porque no controla sus impulsos y estos producen daños no calculados…; porque es humano, imperfecto, y sus deseos son imperfectos….; porque es un engendro, un bicho raro, un incomprendido, que solo puede vivir aislado del resto de los hombres.  Porque lo mejor que puede hacer es separarse de todos para no herir a nadie con esa arma que empuña constantemente; porque…tiene el poder de un dios, pero no la psicología de un dios (sea cual sea ésta). Es un hombre. La psicología de un hombre no tiene capacidad para administrar tanto poder, ni siquiera para entenderlo.”

¿Querríamos conservar este don?

“Me importa que no puedo deshacerme de la puta capacidad midas”

Bajo la promesa de una falsa beca en la Universidad de San José, Miguel Le Fablec, ingeniero aeroespacial y profesor, es captado por unos científicos norteamericanos para el Proyecto de Investigación de Inflexores proponiéndole ser investigador en un laboratorio secreto con el fin de  estudiarle y ayudarle a potenciar y controlar un don que tiene y que él mismo desconoce. Miguel es un Midas.

“-Puedes convertir en realidad cualquier cosa que imagines, cualquier cosa que desees. Todo – dijo Gorlov. Miguel sintió que el planeta se volcaba y se ponía boca abajo en ese momento. Vértigo”

Superada la sorpresa y el entusiasmo de los primeros momentos, empieza a ser  consciente de la dificultad de controlar tanto poder y  a tener miedo de sus propios deseos. Teme que, como el rey Midas, su don se vuelva contra él.

“-No todo lo que pienso es noble; no soy un santo. ¡Maldita sea!, ¿cómo voy a controlar este poder si no me sé controlar a mí mismo?”

Las cosas se complican todavía más  cuando la CIA decide que un don como el de Miguel no se puede desperdiciar  y planea utilizarlo para sus propios intereses por lo que presenta un plan para controlar la humanidad. Una poderosa arma de consecuencias inimaginables si cayera en poder de cualquier desalmado. 

“-Y sería la dominación de la humanidad-…..El hombre dejará de ser libre si tú intervienes, terminarás controlando su destino. Es una aberración. Eso, si es que  consigues controlar tu poder…….”

Pero al margen de las cuestiones éticas y morales que se plantea Miguel,  las cosas empiezan a descontrolarse. Él y su don se han convertido en un auténtico artilugio de guerra que la CIA no está dispuesta a dejar escapar, lo que le obligará, junto a sus dos acompañantes, a huir; no para salvar sus vidas, pero sí su libertad.

Miguel  terminará no sólo cuestionándose su capacidad y las consecuencias de ésta, sino que comprenderá que el  efecto Midas, lejos de ser un don es una auténtica maldición.

“-Me importa que estoy harto de huir, harto de que me amenacen, de que amenacen a mi hermano, a mi familia, a ti; me importa que sé cómo me voy a proteger y cómo voy a protegeros a vosotros; protegeros a todos sin sacar al monstruo que anda paseándose por mi cabeza,…”

Pero ¿hay solución posible? Sí,  la Paradoja Midas

“…a la paradoja se llega cuando un midas reniega de su poder y pretende eliminarlo”

Sin embargo no es tan fácil, “activar un midas es un proceso irreversible”, el sujeto Midas no puede eliminar su propia capacidad una vez experimentada. 

“….. está condenado por su propio poder”

Aventuras, acción,  thriller ¿ciencia ficción?, “El efecto Midas” es una novela bien narrada, de ritmo trepidante y con un final totalmente inesperado.  Una estupenda mezcla de ciencia, entretenimiento y reflexiones éticas, que junto con su estilo y unos personajes muy bien definidos hace que te sientas enganchado desde el primer momento. E inevitablemente su lectura, nos invita a plantearnos preguntas: ¿nos gustaría ser un Midas?, ¿hasta dónde seríamos capaces de llegar?

Manuel Dorado es ingeniero aeronáutico y escritor, una estupenda combinación para el éxito de este libro. No sólo ha sido el autor de esta novela, sino también su editor y distribuidor. Además ha participado con éxito  en numerosos certámenes literarios.

Os dejo el enlace de su web https://www.manueldorado.es/

“Midas. Qué bien buscasteis el nombre para esta maldición”

 

 

Publicado en Mis Reseñas | Deja un comentario